jueves, 28 de octubre de 2010

La plaza fué como una gigantesca cocina

Mis hijos y yo fuimos. Arrancamos de La Plata a las 18, llegamos tranquilos, estacionamos, y nos fuimos para la plaza.
Había un clima muy particular. Gente que lloraba, simplemente. Gente que cantaba y lloraba, gente que reía. No ví más policías que los que había en los vallados de acceso. Ví cinco micros en total. El resto de la gente, llegaba por sus medios.
Hacia las 20 hs, la plaza estaba casi llena, pese a ese escenario que desarmaban a las apuradas.
"Andate Cobos, la puta...", fué el vítor más repetido.
No ví un solo disturbio, una palabra más fuerte que la otra. Hubo empujones, obvio, al pasar las banderas, todos se disculpaban por haberte pisado.
Al rato, empezaron a llenarse todos los elementos fijos (columnas, vallas, rejas, árboles) con cartelitos que la gente escribía y dejaba. Expuestos, donde podía leerse el contenido. Una mujer, pegó un sobre dirigido "A mi presidenta". Otros, dejaban flores. Virgencitas.
La gente llamaba por celular a otra gente para que viniera, les indicaban dónde estaban.
Tuvimos hambre, no vendían choripanes, pude conseguir unos panchos.
Un hombre que conozco de vista de un club local, estaba con su esposa. Me vió y me abrazó, alguien que veo a veces, pero apenas un saludo de cabeza como mucho. Me abrazó, y me dijo que estaba encontrando a gente del '73, del '74, que estaba muy conmocionado. Nos saludamos y se fué.
Busqué si había algún cartel o bandera de algún blog, no encontré ninguno. Una pena.
Ví como un grupo impidió la llegada del móvil de TN, y creo que fué lo mejor que pudo pasar. No era momento ni lugar para que ellos estuvieran. Eso no era una "noticia", más videos para zocalear a gusto y paladar..
La plaza anoche no fué una noticia. Fué el lugar donde miles de personas que pensamos similarmente, nos reunimos, para compartir dos sentimientos que no suelen ir de la mano: la tristeza y el afán de luchar por algo, de estar dispuesto a defenderlo.
La plaza anoche fué como una gigantesca cocina, esas cocinas de los velatorios donde los familiares se refugian de los ajenos, de los que vienen "por compromiso", para conversar "cómo se sigue, como rearmarse y seguir después de la pérdida". Para, lejos de los extraños, llorar las lágrimas que sólo el que siente lo mismo entiende.
_____________________________
Autoconvocados.

El diario bosta dice que hubo 50.000 personas "entre autoconvocados y piqueteros". Hijos de puta. No, imbéciles, mis hijos y yo no somos "autoconvocados". Somos ciudadanos que fuimos a apoyar a la Presidente. A decir "acá estamos y apoyamos este proyecto".
"Autoconvocados", lindo eufemismo para denominar al que sintió ayer tristeza, y quiso compartirla con gente que sentía la misma tristeza que uno.
"Autoconvocados", palabra técnica para denominar al que necesitaba apoyar en ese momento, espontáneamente y no más tarde, sin más demora, un proyecto de país con el que uno acuerda, decir "acá estoy y si tengo que regresar, aquí estaré. No les vá a resultar fácil, se las tendrán que ver con todos nosotros".
No somos ni fuimos "autoconvocados". Somos argentinos que, entre la tristeza de lo final, y la esperanza a futuro, fuimos a demostrarla y compartirla con otras personas como nosotros.

_____________________________
Ustedes
Seguro algunos de ustedes, estuvieron. Miré muchas caras a ver si reconocía alguna. Me parecieron, pero no daba para acercarme y decir "¿sos mengan@?". Habrá otra oportunidad, sin dudas.

9 comentarios:

Unfor dijo...

50.000? Hagan bien las cuentas muchachos.
No se como, despacito la pude recorrer de una punta a la otra; hasta el vallado donde habían colgado dibujos y mensajes.
Lo que más me conmovió fue la prescencia de tantos y tantos jóvenes!

Hay futuro, carajo!!!

Javier dijo...

La verdad no se cuanta gentehubo pero la plaza estuvo llena de gente como nosotros . Yo por primera vez en mi vida me meti dentro de la piramide vallada de Mayo . Y realmente estaba lleno de jovenes , mis compañeros de laburo evidentemente no entienden lo que significa Nestor para tantos argentinos , son gorilas gorilacesos por eso no entienden

Un abrazo

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Almita
Muy bueno lo de la cocina. Muy real.
Tan real como esa especie de ceremonia pagana que hicimos. Necesitábamos juntarnos tantos para conjurar tanta pena, sí, y también para mostrar que acá estamos.
Y estaremos las veces que haga falta.

Almita dijo...

Unfor, je, 50k las bahamas. También recorrimos la plaza de punta a punta, mis hijos me llevaban flameando. Y quizás, nos vimos, sin saberlo.

Javier, no entienden lo que es "pertenecer" en el sentido estricto, sino en el de Mastercard.

Sujeto, me recordó mucho a las cocinas de los velorios de mi familia. Mientras afuera venían los que "tenían que venir", en la cocina estábamos los dolidos, viendo cómo seguir, y lamiéndonos las heridas.

Un abrazo a todos.

marianogiussani dijo...

La plaza fue un muestrario de que el pueblo está de pie y listo para la lucha. Hoy más que nunca tenemos que entender que no podemos estar como espectadores. Si queremos que el cambio siga, debemos continuar en el camino que empezó en el 2003.

Alejandra dijo...

No fui a la plaza ayer, pero pasé hoy, me sorprendió ver tantísima gente joven, prejuiciosa que es una, pensé que un pibe de venti no iba a tener nada que hacer, y sin embargo ahí estaban, sentados, charlando, esperando poder entrar a verlo. En el subte no escuche pelotudeces como esperaba, sino que vi caras tristes, en el laburo no escuché las pelotudeces que esperaba, creo que mucha gente no opina lo que dice de la boca para afuera, sino que le da miedo manifestar lo bueno de Nestor, por miedo a que los tachen de montos, o zurditos, hoy noté mucha tristeza, los otros son lamentables, pero como decía ayer, esta en su naturaleza, no van a cambiar. Un abrazo.

ETERNAUTAargento dijo...

Almita, gracias por darte una vuelta por mi blog. Muy buena tu entrada, mostrando detalles y sensaciones de una plaza que se llenó con gente que piensa parecido o igual a uno. Todos tenemos este inmenso dolor en el pecho, en la garganta por una pérdida irreparable. Qué más decir. Mucha fuerza compañera presidenta! Ud. sabe que estaremos a su lado cada vez que sea necesario. Besos

Ricardo dijo...

Almita, te quería agradecer también acá las palabras que dejaste en mi blog.
Me tocaron profundamente y me hicieron mucho bien.

Mil gracias.

Un gran abrazo para vos, los tuyos y para todos.

Almita dijo...

marianogiussani: Sin duda, tal cual lo dijiste.

Alejandra: viste, estaba inundado de pibes. Que suerte tu trabajo, en el mío el aire estaba caldeado... Un abrazo fuerte

ETERNAUTAargento: por nada, al contrario, gracias por compartir tu pluma con nosotros. El mayor y mejor apoyo a Cristina. Besos.

Ricardo: Me alegro que te hayan hecho bien, pero lo más importante, es que así viví la plaza. Todos juntos, los kilómetros son unidades de medida, no saben de sentires.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...