martes, 26 de octubre de 2010

Censo 2010: las bahamas en el hall de entrada!


Voy a un edificio y en el ascensor me encuentro este cartelito.
Concluí que eran los famosos "temerosos del censista" y tomé una foto.
Luego, llegué a mi edificio, y me detiene el de Seguridad (buen tipo) para decirme que el Consorcio decidió que el censista será atendido en el hall de entrada, y que me tocará el timbre para que baje.

Ahí se me soltó la chaveta y le dije "Mirá Omar, yo bajaré a buscar al censista, lo llevaré a mi departamento, y lo devolveré al hall de entrada casi en las mismas condiciones". Omar me miró y me dijo "pero..." le dije "¿Sabés qué? yo no voy a ir en contra de lo que pienso y defiendo. Además, no pienso estar acá adelante de todos contando que anoche durmieron 8 en mi cama y 3 de ellos, eran ancianos, si está totalmente paga o me atrasé en 8 cuotas, si soy soltera casada viuda o divorciada, si soy yo la Jefa de familia o los pantalones los lleva mi compañero, si tengo 9 hijos pero solo 2 viven conmigo..." a esta altura, Omar entendió por dónde venía la mano, y se empezó a reír considerablemente, y a aceptar que
a) era una locura
b) que una persona laburando parada 3 horas era una locura mayor
c) que tendría la oreja parada para enterarse de intimidades.

Pero abrasevisto nuncaenlavidadedió semejante barbaridá, diría Dormidano.

8 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

El portero alcachofa y boton
,me toco censar en el 80 y en el 90 o 91 no recuerdo, en el 2001 zafe.
me canse de tomar cafecitos y convites de bizcochos y masas

Almita dijo...

Je, Nando, encima el portero de ese edificio se llama "Valiente".
Je.

Dormidano dijo...

Los temerosos que le tienen miedo hasta a su propia sombra ¿cómo no le van a tener miedo a un censista?
Le cuento una intimidad pública: algunas veces cuando viajo en el Roca y detecto algún personaje de éstos, temerosos, que suben agarrando la mochila o la cartera como si llevaran el santo grial, yo los miro desde mi considerable cara de pocos amigos y los hago sentir mucho más incómodos y temerosos de lo que ya estaban. Y ni le cuento cuando, como al descuido, estiro los brazos, muevo el cuello como un boxeador que se prepara para la pelea y sigo mirándolos.
Placer infantil el mío, pero se disfruta.

Alejandro Bresler dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro Bresler dijo...

Esto es un delirio. Yo realmente insisto en creer que no va a pasar de hechos aisladísimos. Es imposible que haya tantos pelotudos (y tan peoltudos).

Almita dijo...

Dormidano: es de los míos. Yo si me percato de alguna mina que me corre una cartera en el mostrador de un negocio, suponte, me le arrimo más hasta que le hago sacar la cartera. Me critican familiarmente, pero me es un placer jorobar a los paranoicos.

Alejandro: es un delirio colectivo generado por los medios. Es lo que se llama "propaganda" en el sentido político. Tenemos la oportunidad única de vivirla en vivo y en directo. Es un fenómeno de masas. No son pelotudos, son fácilmente influenciables, y ese dato es VITAL para lo que no pensamos y actuamos como ellos. Ojo al piojo, cocodrilo que se duerme es cartera. Esto es para trabajarlo, para estudiarlo.

Nerd Progre dijo...

Lo mismo pasó en mi edificio, en el barrio de Almagro.

Me tocan timbre, era el encargado "está el censista" me dice "bueno, que suba" ... respuesta: "No, armamos todo acá abajo, tiene que bajar usted". R: "No dale, que suba..." "-no, tienen todas las cosas acá abajo, no pueden subir".

Yo: GRRRRRRRRRRRRR

Bajo y me encuentro con dos escritorios, dos censistas (una mujer y un hombre) cada uno en un escritorio (una especie de bancos de primaria que es los que usan para las reuniones de consorcio), EN EL HALL, con el encargado cruzado de brazos y escuchando todo lo que respondían uno u otro.

Es más, como llamban ANTES de que se desocupara, parecía una fila en el banco, estaban los vecinos parados esperando a que terminaran de contestar el anterior.

¡¡UNA VERGÜENZA!!!

Sentí vergüenza ajena. Después claro llegó la trágica noticia y ya nada de eso importó.

FC

Almita dijo...

Nerd, a mi me quisieron obligar, les dije "yo lo llevo, y se los devuelvo en casi las mismas condiciones". Me apretaron un poco más y dije "bueno, si no sube, no me censo". Ahí la censista le dijo "subo", y se acabó la discusión.
Una verguenza, como vos bien decís.
A vos te llegó después. A mí, al propio tiempo que me avisaban por el portero, me comunican de un sms que llegó a casa con la noticia. Encima, como decirte, no era el mejor momento para que me negaran nada.
Un abrazo, y muchas gracias por pasar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...