miércoles, 9 de junio de 2010

El Alud, la avalancha (Noble Ciencia Ficción 3)

Y de chica veía en alguna película o documental un alud o avalancha, y quedaba muy impresionada. Un pequeño ruidito de una rama al quebrarse, desataba la furia indómita de la naturaleza, convirtiéndose en una ola imparable que se derrumbaba con violencia y estrépito. Al menos, esa era mi visión, y me impactaba mucho.

Otra vez me subo al platito volador, y desde arriba miro. Porque más cerca que eso, las cosas me tapan lo que quiero ver.
Si es verdad que X recibió de manos de Videla los dos entonces bebés que fueron entregados a EHdN, nada de lo que se publicó a posteriori en Clarín y los medios que entonces de él dependían, fué inocente, todo fue complicidad y devolución de favores recibidos.
Nada, pero nada fué inocente.
Pero cuando digo "nada", estoy diciendo que esos 2 entonces bebés fueron el precio del silencio.
Un silencio que costó la vida de miles tuvo precio. Aunque suene inmundo y repudiable, encima, el precio fué barato.
2 bebés a cambio de la complicidad, materializada en el silencio.
Elegiré un caso incuestionable para que nadie pueda saltar diciendo "ah, pero no son 30.000 y algunos están vivos en España".
Los chicos (porque esos sí que eran chicos) de la Noche de los Lápices, habrían muerto por parte de ese precio.
Claudio de Acha, María Clara Ciocchini, María Claudia Falcone, Francisco López Muntaner, Daniel Racero y Horacio Ungaro, fueron torturados y desaparecidos por ese pequeño porcentaje del precio. Los otros cuatro que sobrevivieron, fueron torturados.

Si nos abstraemos e imaginamos que esos bebes no hubieran sido entregados, sólo nos quedaría Papel Prensa (que no es poco) y el apoyo incondicional por intereses económicos. Pero todos sabemos que los intereses económicos van y vienen, y cuando dejan de ser muy redituables, se pueden voltear.
Pero no se puede voltear que te hayan regalado dos seres humanos. Eso ya es más difícil, porque intervienen los afectos, porque no es dinero, son "valores" -para algunos- pero no es dinero.
Es poder. Quien te regala dos seres humanos tiene un poder inconmensurable sobre vos. Te posee, casi que te posee. Jamás harías nada para menoscabar su poder porque podría tomar represalias y sacarte lo que te dió. O matar aquello que te dió. Te posee. Cambiás silencio tuyo por silencio de ellos.

Se habría pagado con dos bebés la ocultación de la muerte de miles. Se habría pagado con dos bebes el relato de una realidad inventada. Se habría pagado con dos bebés 7 años de mentira permanente, de desinformación, de trastocación de la verdad reemplazandola por la mentira.

Hoy hay quienes se horrorizan y dicen que el multimedios miente. Si mintió -y tanto- antes, ¿cuál es la novedad? Si mintió sobre Margarita Belén, ¿cuál es la novedad?

Si el emporio mediático -todos los medios- hubiera opuesto una mínima fuerza, una mínima resistencia, no hay dudas que algunas -al menos algunas- muertes, no hubieran sucedido. Si hubieran opuesto una resistencia un poco más que mínima, muchas muertes no hubieran sucedido.
Si sólo hubiera dependido de la relación económica entre la dictadura y los medios, en algún momento habría podido quebrarse ese vínculo, al menos, cabe la posibilidad, aunque alguien diga que no sea muy probable.
Pero no dependía sólo de eso. Habría existido una complicidad necesaria.

Y ahí llego a una figura que es jurídica, la de "partícipe necesario".
El Código Procesal Penal vigente dice, en su Título VII - Participación criminal:
Art.45.- Los que tomasen parte en la ejecución del hecho o prestasen al autor o autores un auxilio o cooperación sin los cuales no habría podido cometerse, tendrán la pena establecida para el delito. En la misma pena incurrirán los que hubiesen determinado directamente a otro a cometerlo.

Redondeando:
- Que si estos entonces bebés fueron el precio de un silencio o tergiversación durante 7 años de la realidad, que costó miles de vidas y de dolor a otras, el precio fué demasiado alto. Altísimo.
- Que no me gustaría estar en esos cuerpos, en esas mentes, por más que no alcancen a comprender el precio que por ellos se pagó.
- Que los vínculos económicos o de poder pueden quebrarse, pero los vínculos que conllevan o ponen en riesgo personas del afecto, no.
- Que no encuentro parangón con ninguna otra situación histórica similar, y estaríamos ante un hecho inédito.
- Que tampoco me gustaría estar en la piel de quien luchó, y perdió familiares, amigos, compañeros, que murieron a cambio de algo tan nimio, pero altamente simbólico.

Tendremos pronto las respuestas a parte de estos enigmas.
Dos respuestas.
Hay momentos en que deseo que los resultados den negativos contra las muestras de todo el Banco de Datos Genéticos, porque me sacaría de la mente si mucha gente sufrió y perdió su vida a cambio de dos personas.
Hay momentos en que deseo que ojalá EHdN hubiera quedado embarazada de Noble, así todo esto no hubiera sucedido.
Hay momentos en que pienso si ser madre vale tanto, si tener hijos vale tanto, o me planteo hasta dónde puede llegar una mujer por sentirse madre, qué cosas es capaz de permitir, si hay límites o no los hay.

No sé si alguien recuerda el filme "La decisión de Sophie". En esta hipótesis, Sophie no habría decidido sobre una persona, sino sobre miles.

De últimas, jamás podremos saber lo que hubiera sucedido si las cosas hubieran sido diferentes, no deja de ser ficción.

6 comentarios:

manuel el coronel dijo...

Lo que además podemos agregar compañera es que La Nación no necesitaba ser pagada.

Dormidano dijo...

Dos cosas:
Conozco la sensación de una avalancha bien de cerca. Como montañista que soy varias me han pasado por encima y por el costado. Por esa cuestión topográfica aún estoy aquí escribiendo. Varios amigos que no tuvieron la suerte de estar en un lugar seguro cuando cayó la avalancha ahora no están.
Y hablando de avalanchas, otra avalancha de llevó a otros amigos que tuve. Una avalancha que en parte ayudó a crear y legitimar Clarín, entre otros nobles agentes. Cierto que la posición de esos chicos, en caso de ser apropiados, es compleja y jorobada. A uno se le vuela la peluca, digo a éste que es uno tal como es, de pensar que por la vida que tiene tuvieron que pagar con muerte un montón de otros. Pero no sé hasta qué punto la "gente" lo entiende así. Creo que la máxima manolitiana de hacer farina a los demás cunde y goza de buena salud. También hay muchos que gozan de una enorme prosperidad construida sobre la muerte de otros y ahí andan tan campantes.
Por último, me acordé como casi siempre de Hanna Arendt y la "banalidad del mal", o sea cómo el mal se puede convertirse en un lugar común y tan rutinario como la burocracia y cómo la gente común puede absolverse de toda responsabilidad por facilitar el mal. Yo a menudo pienso en eso y me rasco la cabeza como un primate perplejo.

Almita dijo...

Seguro Manuel, más todo agrega, ¿no?

Dormidano, que espanto, ahora ya no, de pequeña era uno de los eventos naturales que más temía.
Sobre la gente: entiende, que mire para otro lado, que se lo niegue porque no lo tolera, es otra cosa. Real, concreta, no lo dudo, pero otra cosa.
Así como posteo esto acá, lo posteo en otro website donde hay de esa gente que supuestamente no lo entendería. Y vos te vas dando cuenta que si se lo decís pasito a pasito, lo entienden. Eso sí, tenés que decirselo, son décadas de que les den el pescado, y no les enseñen a pescar.
El "mal" se convierte en un lugar común con más facilidad, mucho más, que el "bien". Uno mismo lo comete.
Fijate qué paradoja; se tiende a pensar mal ante la mínima duda -sin presunción alguna de inocencia-, pero cuando se percibe el mal, uno suele hacerse el sota.

HUINCA dijo...

Almita, efectivamente pensé en ese tipo de cosas, y está presente en muchas de las que publicamos; la sensación de que TODO tiene que ver con eso. Vos te quedás en los años de la dictadura (y es más que suficiente)pero hasta la caída de la 125 tiene que ver con eso. Porque efectivamente pueden no estar entre los 500 que figuran en el Banco, pero ya se sabe que si no están, deberían estarlo, porque sino no se explican los años de dilaciones. Todo está encerrado en ese pecado original. Basta con imaginarse, como en una novela fáustica, que sos una persona extremadamente poderosa, pero que encierra un secreto horrible ¿qué vas a hacer? Cualquier cosa, CUALQUIERA, con tal de que ese secreto no se descubra. Y en eso estamos desde hace 34 años. Impresionante ¿no? Es ejemplar de cómo son en realidad las cosas en todos los ámbitos. Siempre hay motivos personales en todo lo que hacemos y lo que hacen los otros; cuando entendamos esto, las cosas se resolverán mucho mejor y más rápido. Porque no basta ponerse en el lugar del otro cuando el otro es rescatable; también tenemos que acostumbrarnos a ponernos en el lugar del otro cuando éste es deleznable (no en el sentido de comprensión, se entiende ¿no?) y ahí dejaremos de ser víctimas. Muchas veces nos quedamos en "no, no puede ser capaz de hacer esto...". Y, sí, son capaces de todo, de lo que sabemos y de lo que aún no. Saludos

Javier dijo...

Yo no relacionaría los hijos apropiados como prenda de silencio , el silencio esta dado por la complicidad ideologica y material cpn la dictadura genocida pero sobre todo en los negocios que se abrian . El monopolios confia siempre en acordar con los gobirnos de turno para que eso le abriera mas negocios , asi tranzo con todos hhasdta que lego Cristina . Es por negocios lo de la 125 , lo de la ley de medios , el negocio del futbol o el cable o querere quederse con Telecom . A Magnetto lo mueve la guita y solo la guita y si Ernestina se quedaba contenta con la piba en la cajita y asi jodia menos Magnetto podia tener bien controlados a todos

Almita dijo...

Javier, alguna de la gente que viene de visita, y otra que yo visito, sabe que no soy una persona con gran ideología, ni que sepa mucho de política en general. Leí tu respuesta, y la imaginé la respuesta de mi pareja al leerla, es como que te corporizaste. Mi pareja probablemente me diga algo similar a lo que vos decís. Comprendo lo que explicás de los negocios, de lo económico, y creo entender los roles de Ernestina y de Magnetto. Pero si lo que dicen de los hijos de Magnetto es cierto, también estaría comprometido con el tema de adopciones ilegales, y su esposa, y me parece que ahí sí cambia la mano.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...