domingo, 9 de mayo de 2010

Noble ciencia ficción 2

Había comenzado acá, de la mano de una publicación de Pablo Llonto, y esta es la continuación.
Hoy, me volvió el tema con el posteo de Goliardo, en su blog, "La Sospecha de Pablo Llonto".
Soy de suponer, con lo cual, para muchas personas esto resulta una actitud "poco seria".
Respeto a quienes así piensan. Pero soy también de las que sospecho o supongo, aunque no sea muy correcto, políticamente hablando.
Nunca supuse que EHdN no supiera de quienes son hijos esas personas. No es posible. Con su poder y acceso a la información, no hubiera aceptado niños de los cuales desconociera el origen. Siempre lo supo, así pienso.
Y luego ví el video, y me quedé pensando.
Sus ojos emiten ira, rabia. Siempre he creído que la ira es hija del conocimiento, no de la ignorancia. Uno tiene bronca de cosas que sabe, no de cosas que no sabe.
La impresión que me dió Marcela, es la de una persona luchadora. Lo cual podría haber mamado de la teta materna. Si es hija de una luchadora, y fué criada por una tremenda tarántula, el mix es inimaginable.

Pero me entré a preguntar cosas.
¿Y qué si realmente Marcela es hija del matrimonio Lanuscou, y lo sabe hace rato, y no le importa cruzar su adn simplemente porque ninguneará el resultado?
¿Y qué si uno cree que es Ernestina la que frena todo, y en realidad, frena el bardo que sabe que se vá a venir y no sabe cómo barajar?
¿Cómo nos caería, como sociedad, que esta persona sea realmente hija del matrimonio Lanuscou, y decida no sólo no contactar a los familiares, sino hasta hablar mal de su propia familia? ¿podemos digerirlo? ¿no sería una bomba total?
Como toda esta situación se vive en medio del enfrentamiento Clarín/Gobierno, lo más fácil es ir por el camino de suponer que Ernestina frena no ir a la cárcel. Lo más simple de pensar. Lo más benigno de pensar, es que "estos niños, estos jóvenes, son víctimas de (opción a): su apropiadora (opción b): este gobierno que los usa.

Y si esta mujer, Marcela, ¿no fuera víctima más que de sí misma?
Felipe, es otra cosa. Se lo veía en el video atemorizado, totalmente acartonado, evidentemente dirigido.
Marcela, no.
La situación dá hasta para hipotetizar que ambas mujeres, Ernestina y Marcela, protegerían a Felipe.
Creo, y es una cuestión de creer, nada más, sustento no tiene ninguno, que esta mujer, Marcela, ha pateado hace rato el tablero. Que sabe de quienes es hija, y está decidida a decir "si, y qué? me importa un pito". Que gran parte de todos los artilugios están basados en que Ernestina no vaya a la cárcel, pero además en impedir el patadón en los huevos sociales que esto ha de provocar, y el impacto de esta decisión en la economía del multimedio. Creo que es más papista que el papa.
Y que hasta aquí, nos hemos autoconvencido, los unos, "que son víctimas de este gobierno que defiende los derechos humanos", los otros, "que son rehenes de su apropiadora". De últimas, la teoría de los dos demonios un poco modificada, no más que eso.
Lo cual, si se analiza racionalmente, no deja de ser una visión totalmente romántica. Porque es romántico creer que es rehén.
Marcela no está dispuesta a perder el poder y la fortuna que ostenta, su círculo de actuación, y pasar de repente a ser hija "de guerrilleros". Lo será biológicamente, lo negará para quien quiera escucharlo.
Nadie menciona esta tercer opción, porque tal vez, es la versión innombrable, la que nadie querría que fuera, la que nadie desea que sea. Porque negar a un padre o madre, no tiene nombre que lo designe -no cuestiono bondad o maldad, sólo que no tiene designación posible- . Uno puede ser hijo, huérfano, o adoptado, ahora, una cosa que está en el medio, no tiene nombre. Huérfano por asesinato, apropiado y feliz de haberlo sido, no tiene nombre.
Sería un sacudón grave. No sé en qué posición dejaría a Felipe, su hermano de crianza.
Si uno toma hacia un lado, y el otro, hacia uno diferente, el caos del multimedio sería total. Y estamos hablando de dinero, de poder y de economía, cosas demasiado pesadas para aceptar a la ligera.
¿No les parece, realmente, que las ideas de "apropiados y sojuzgados, temerosos", tanto como la de "convencidos por sindrome de Estocolmo" son muy románticas, además de extremas?
A mí, sí.

8 comentarios:

manuel el coronel dijo...

almita, este post es de la hostia, de lo mejor que leí en días realmente.

Reconozco que me sacudiste la marola, más aún del planteo de Llonto.

el ojo con dientes dijo...

muy buen post Alma.
Ahora, que los chicos sean hijos de quien sea, pero que se sepa de quién. Seguramente saldrán a maldecir sus genes pero eso es esperable: fueron educados en ese odio de clase. ¿La sociedad lo podrá soportar?
Bueno, quizás tarde, pero finalmente comprenderá que no se puede construir nada sobre la base de la mentira y el engaño.

Daniel Mancuso dijo...

Que no se explicite la tercera opción que planteas es una de muchas otras posibilidades... lo cierto como dijeron antes es que hay que conocer la verdad, si no el delito se sigue cometiendo: apropiación, cambio de identidad, etc... después que quieran a Ernestina o a Videla no interesa, es una elección de ellos, saludos

Almita dijo...

Gracias por el estímulo, Manuel.
El ojo con dientes: obvio que necesitamos saber quienes son, indiscutible, inapelable. Y también durísimo que si esta hipótesis fuera la real, a muchos les caería por fin la ficha de cual es la necesidad de seguir adelante con los juicios y los esclarecimientos de todas las situaciones dudosas. De por qué "siguen jodiendo con los DDHH".
Daniel: hay muchas posibilidades, es tal cual lo decís. Que luego ellos quieran o no conocer a las familias, mal que nos pese, es su derecho. Como que sigan defendiendo a quien llaman "mamá".
Que pese a tu negación y resistencia, te retiren tu DNI, y te den otro nuevo, con otro nombre, otro apellido, una patada en el centro del estómago de la sociedad, y un problema de dimensiones épicas para cada uno de los implicados.
Si así fuera, no van a poder seguir diciendo "dejen a esos chicos en paz". Porque si algo no estarán, es en paz.

Javier dijo...

A mi me parece que si Marcela es una hija de puta como su madre apropiadora o no igualmente no cambia la naturaleza del delio cometido si la justicia termina demostrando que Ernesina es lo que todos ya sabemos . Igualmente l afectación sobre la credibilidad del pasquin tampoco se verìa alterada igualmente mas allà de las estrategias que sigan desarrollando con sus abogados para burlar la justicia

Adal El Hippie Viejo dijo...

Una gran entrada sin dudas Almita!

no sé, no puedo imaginar esa lucha interna-supongo que la tiene-de Marcela al enterarse por ejemplo de los dichos de Pablo LLonto
el asunto del osito en el féretro me da escalofríos-si es ella la que falta porque al lado está su familia tan salvajemente asesinada-tal como dice Pablo.
Anhelo que pronto llegue la verdad
en este caso tan oscuro.


saludos a Todos!

Adal

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Almita

Acuerdo en muy buena medida con tus palabras. Creo que, más allá de quiénes hayan sido sus padres biológicos, hay que escuchar con atención el "Yo la elegí" (a EHdN) por parte de Marcela.
Ella está en una plena línea de identificación con su "madre", y repudia totalmente cualquier situación que modifique esto.
Nota: cuando hablo de la plena línea de identificación con EHdN me refiero a lo que en tus palabras sería asumir los emblemas del ser tarántula.

Leguar dijo...

Muy buen post Almita!
Tengo muchas contradicciones en relación a estos pibes. Por ahí me surge un poco de rabia por la postura que toman.
Lo unico que se, esa que quiero que se sepa la verdad. Es una deuda de la justicia saber esta verdad.
Parece ser, que si los calzones no fallan tendremos muy pronto develado "El gran secreto argentino"

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...