lunes, 10 de mayo de 2010

¿Ustedes, serían tan blandos conmigo?

A veces tenemos mala memoria. A veces, simplemente, las noticias nos avasallan, y no recordamos los orígenes. En el caso particular de esta causa, se suelen obviar hechos que tienen un peso muy grande. Y el delito más grave, en el aspecto jurídico, no social.
La primer denuncia que involucra a EHdN, no es la de las Abuelas, ni de ninguna organización que busque esclarecimiento de hechos ocurridos durante la última dictadura. Ni de un fiscal, ni de una institución.
Es de Guillermo Patricio Kelly, quien escribió un libro que se llamó "Noble, Imperio Corrupto" -impreso en 1993-, que salió a la venta con la triste cantidad de 200 ejemplares.
No se refleja en el mismo el deseo de justicia, sino el de venganza, no sólo de EHdN, sino también de enemigos personales, Mariano Grondona, Bernardo Neustadt y hasta Horacio Verbitsky, a quienes acusó ya en la bajada del título de “Manipulación y engaño”. El autor donó este libro, que tuvo escasísimas ventas, a muchas universidades de EEUU.
El ex dirigente de la Alianza Libertadora Nacionalista (ALN), se involucró en el asunto, y dijo en cuanto medio le puso un micrófono delante, que los chicos de EHdN eran hijos de desaparecidos.
Ana Elisa Feldman de Jaján, en 1995, hizo su primera denuncia FORMAL Y JUDICIAL contra EHdN por la apropiación de ambos -entonces- menores. La causa recayó -por turno- en el Juzgado Federal Nº 1 de San Isidro, a cargo del entonces Juez Roberto Marquevich. Ana de Jaján, hizo esta denuncia en el contexto de una disputa personal. También escribió un libro: "Del cabaret al Imperio de las Comunicaciones", obviamente referido a EHdN.
Su esposo, Emilio Jaján, mantuvo durante años con EHdN una controversia económica que finalmente perdió.
Ana Jaján, con minuciocidad de bordadora, juntó durante 15 años evidencia que demostraba que su marido y su yerno habían sido encarcelados en EEUU en noviembre de 1990 bajo una falsa acusación de lavado de dinero, presumiendo que era un encargo de Clarín.
¿Y por qué Clarín querría preso a Jaján?
Emilio Jaján reclamaba el 6% del paquete accionario de Clarín en devolución de favores por su investigación de carácter internacional - dado que la mayor parte se realizó en México- que fué la que permitió que EHdN y Magnetto pudieran hacer caso omiso a los reclamos de Guadalupe Noble -única hija de Roberto Noble, fruto de su primer matrimonio (*)-, dando cumplimiento a lo que se insiste era la voluntad de su padre. La investigación de Jaján apuntaba a presentar documentación que negara que Guadalupe era hija de Noble.
Ana Jaján también escribió un libro que permanece inédito ("La Apropiadora"), pero sufrió un accidente cerebro vascular a fines de 2007, que la dejó sin capacidad para obtener la publicación del mismo.

Entonces: La primer denuncia ante los medios, la hace un dirigente nacionalista, por venganza. La causa judicial, la inicia una persona cualquiera, por motivos personales, otra vez la sed de venganza: Ana de Jaján. No un organismo de DDHH, no una ONG en defensa de crímenes de lesa humanidad, no ningún zurdito. O sea que acabemosla con el cuentito de "buscan venganza, las abuelas joden, y hay derechos humanos pero no para todos". Sin duda todo esto se inicia por venganza, pero señalan a las personas equivocadas, y a motivaciones erróneas. Unos actuaron por venganza, otros actúan por sed de justicia.

La causa que iniciara Jaján, desde 1995 a 2000 queda en el cajón. En 2001, y luego de cruces entre Menem y Clarín, Marquevich desempolva la causa, y comienza a investigar. De ello surge que las adopciones han sido fraudulentas. No existe, en ninguno de los dos casos, certificados de nacimiento de los "adoptados".
Recién en 2001, las Abuelas de Plaza de Mayo se presentan como querellantes. En 2002, Marquevich ordena detener a EHdN, en virtud de las irregularidades en los expedientes de guarda, no los de adopción. Y recién ahí se comienza a plantear el tema del ADN, y de un "ataque" al Grupo Clarín, y se arma la "historia oficial" que sigue repitiéndose hasta nuestros días, que seguimos repitiendo, lo que es peor.
Recapitulando: desde 1984 hasta 2001, pese a muchos anónimos respecto de estas denuncias, las Abuelas de Plaza de Mayo, no hacen presentación judicial. Cuando concurren al Juzgado de Marquevich, éste les informa que acaba de desestimar la denuncia de Ana de Jaján, pero admite que si quieren hacer la denuncia, pueden hacerla. Es presentada formalmente el día 30 de abril de 2001.
Luego, se sumarían a la causa las familias Miranda-Lanuscou, y García-Gualdero.
Pero hasta aquí, se tienen dos situaciones: una, que los expedientes de guarda de los menores, son fraguados. Y ese delito, más allá de quienes sean hijos, es un delito grave. Luego, se suma judicialmente la posibilidad de que sean hijos de desaparecidos. Pero el delito de los expedientes de guarda, sigue existiendo.
Marquevich ordena la detención de EHdN por “falsedad de documento público en dos oportunidades, falsedad ideológica en dos oportunidades, uso de documento público falso e inserción de datos falsos en un expediente civil”, en una causa caratulada como “Supresión de identidad y presunta falsedad de datos filiatorios”. Accesoriamente, dispone los análisis de ADN.

Por ende, hay que ver las dos categorías delictivas: por un lado, dos adopciones fraudulentas e inexplicables. Hasta un hijo comprado tiene "papeles". Además, pudieran ser hijos de desaparecidos. Pero que no resulten hijos de desaparecidos, no hace menos grave el delito inicial.

Desde hace tiempo, se plantea esta situación como un enfrentamiento entre el Gobierno, o el "oficialismo", y el grupo Clarín. Como una venganza, como una actitud vengativa de familiares de desaparecidos, o del Gobierno mismo. Como pasadas de facturas. Y mucha gente toma partido, y estúpidamente defiende "a Clarín", por oposición al Gobierno. La misma gente que luego dice "entran por una puerta y salen por la otra", exactamente lo que sucedió con EHdN, que entró por una puerta, y salió por la otra. Y nosotros mismos seguimos el juego.

EHdN cometió un delito grave, se apropió de dos menores (y pongale el nombre que quieran, "supuesta apropiadora", la realidad es que los expedientes son fraudulentos), y fué denunciada inicialmente por una particular, y por un dirigente de derecha. Por ningún "zurdito".

Es entonces cuando defiendo que no se puede seguir hablando de ser éticos, moderados en las apreciaciones, y no apresurarse a sacar conclusiones con quien cometió un delito. ¿Por qué debería ser yo ética con una delincuente? ¿Por qué cuidar más a quien más jodidamente actuó? ¿Por qué merecería consideración especial, más allá del poder que ostente y la fortuna que acapara?
A veces uno, en su candidez, en la corrección política, se pasa de mambo. Y pretendiendo ser justo y criterioso, el árbol le tapa el bosque.
EHdN cometió un delito que está probado. Tuvo expedientes de guarda fraudulentos, e hizo adopciones fraudulentas. Es una delincuente porque la Justicia lo determinó, no porque a mí se me ocurra, ni porque lo diga Mengana o Zutana.
Más allá de esa instancia, ACCESORIAMENTE, las personas involucradas podrían ser hijos de desaparecidos.

Sí, es cierto, necesitamos como sociedad cotejar el adn de estas dos personas, porque afectan derechos de otros, de los familiares que buscan.
Pero que no sea este el discurso que nos imponen, el único discurso, y que nosotros lo hablamos. Hablemos también del otro discurso. No permitamos que se diga que hay "un uso político de sus historias". Que esto no es ni político ni mediático, si algo hubiera de mediático es que siga en libertad una persona a quien se le ha probado un delito, y que los medios no hablan de ello. No permitamos que se hable del "sufrimiento de estos chicos". ¿Y nosotros, que como sociedad tenemos que ver a una mujer que no puede explicar de donde sacó dos hijos y sigue libre, no sufrimos? ¿Esto no es injusto? hablan de rédito político. Pero me cacho en dié, ¿es rédito político pedir que un delincuente esté preso?. "Calvario de gente inocente", sí, nosotros somos gente inocente que padecemos este calvario.


Dejemos de seguir el tren sobre el adn como excusa al delito que está probado. Hay un delito probado, y una sospecha. La sospecha, se sustanciará, así espero y confío. El delito probado, está probado. Y es por eso que el mote de apropiadora le corresponde. Y esto no es un tema político. Sí es un tema de poder, indudablemente.

Yo me pregunto, si mañana vengo y les cuento que me dejaron un bebé en la puerta -hoy, en el 2010, sin posibilidad alguna que sea un hijo de desaparecido-, a mí, y me lo quedé, y que cuando la fuí a anotar, me entregaron otro bebé más, y también me lo quedé, y que no tienen certificado de nacimiento, y no tengo idea de quienes son los padres pero tampoco moví un dedo para saberlo, y que no sé si son robados, ustedes, ¿serían tan blandos y prudentes conmigo?

Creo conocer la respuesta. Creo que a veces, por ingenuidad y precaución, nos pasamos de mambo.

A ver si, todavía, empezamos a usar frases de la Madre Teresa de Calcuta: "Sed bondadosos, generosos, comprensivos. Que todos los que se acerquen a vosotros sean mejores y más felices. Sed la expresión viva de la bondad de Dios: Bondad en la cara, bondad en los ojos, bondad en la sonrisa, bondad en vuestro saludo, cordial y afectuoso"

3 comentarios:

Unfor dijo...

Muy buen artículo, muy esclarecedor.

Adal El Hippie Viejo dijo...

Recuerdo perfectamente a Kelly y su libro que tuvo una escasa repercusión en las librerías.

No hay dudas que el esclarecimiento de este hecho nos fortalecerá como sociedad.
La otra vez ecuchaba a Pablo Llonto respecto a este tema y me daba escalofríos.
Muy buen post Almita!!!

ten un día lindo!

Adal

Almita dijo...

Gracias, Unfor, Adal.
La reflexión que me llevó a escribir esto es que a veces uno, sin darse cuenta, en vez de entrar en una dialéctica -que por otro lado, está fundamentada-, se "engancha" al discurso sin poder discernir que el mismo caso, con otros protagonistas, tendría la segura condena de la sociedad toda.
Saludos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...