domingo, 9 de mayo de 2010

Domingo, cine de primera

Ayer vimos una película, un documental, llamado "Of Time and the City".
Tenía ciertas expectativas, las cumplió y las colmó, y dejó resto.
Hay quienes le esquivan a los documentales. No le esquives a éste en particular. Es un documental, y a la vez, no lo es. Es como una mente hablandonos desde el inconciente, en un lugar que es ese, pero podría ser cualquier otro.
Terence Davies, director y narrador, y habitante de Liverpool, hace un documental sobre su ciudad y el paso del tiempo, que resulta antropológico, ideológico, con una visión de una sensibilidad tal que emociona.
Pero además, es extensible a miles de lugares del planeta. Podría ser Berisso, o Avellaneda, o Villa Constitución. Podría ser cualquier lugar donde sus habitantes pertenezcan a la clase obrera, a los postergados de siempre.
Ves las avenidas de Liverpool como podrías ver la calle Nueva York, en Berisso. Son como peronistas ingleses. Masas, pueblo, diversión, tristeza, hambre, fútbol. Lugares comunes a miles de lugares. Y el aporte de su visión crítica.
Su visión es ácida, dura, durísima. Pero real e indiscutible.
Cargada de sentimientos y emociones, no derrapa al sentimentalismo ni por un instante.
Dos líneas que rescato:
"El problema de ser pobre, es que te ocupa todo el tiempo" (citando a Willem de Kooning). "El problema de ser rico, es que ocupa a los demás".

No acostumbro a hacerlo, pero en este caso, vale la pena y mucho.
Si la querés ver, podés ir por aquí y vos sabés cómo seguir.
Y los subtítulos (9 puntos, le faltó traducir una imprescindible canción que queda aquí abajo) los encontrás acá.

The Folks Who Live on the Hill
(words: Oscar Hammerstein II music: Jerome Kern)
(c)1937 by T.B. Harms Company

Some day we'll build a home on a hilltop high, you and I,
Shiny and new, a cottage that two can fill.
And we'll be pleased to be called
"The folks who live on the hill."

Some day we may be adding a thing or two, a wing or two,
We will make changes as any family will,
But we will always be called
"The folks who live on the hill."

Our verandah will command a view of meadows green,
The sort of view that seems to want to be seen.
And when the kids grow up and leave us,
We'll sit and look at that same old view,
Just we two, Darby and Joan who used to be Jack and Jill,
The folks who like to be called
What they have always been called
"The folks who live on the hill."

1 comentario:

manuel el coronel dijo...

agendo almita, gracias por la recomendación. Uno siente un gran respeto por el obreraje inglés. Además de sus hijos nació el punk...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...