viernes, 20 de mayo de 2011

Una historia imperialista.

                                   
La historia de la apropiación de un menor. 
___________________________________ 
Sacudite los prejuicios para leer el posteo.
Lo que te dijeron, lo que leíste y lo que oíste.

Ayer pude por fin tener el placer de ver la ópera Madama Buttefly, de Giacomo Puccini, en una muy buena puesta en escena en el Teatro Argentino de La Plata.
Sí, si no te sacás los prejuicios, no vas a seguir leyendo y te vas a perder algo importante. Dale, un esfuercito.

MB fué es una de las pocas óperas rechazadas por el público en su estreno, en la Scala de Milán en 1904, con un abucheo ruidoso generalizado.
¿Por qué? porque narra una historia de una apropiación infantil, de un capitán yanqui estafando a una pobre japonesa.

Puccini, un precursor y un adelantado, nos sitúa en Nagasaki, en 1949. La protagonista, Madama Butterfly, es una geisha (una prostituta, hablemos claro) que es vendida para que se case con el Capitán de la Marina yanqui Benjamin Franklin Pinkerton (sí, un genio Puccini). Pinkerton aclara apenas comienza la obra que él busca una "buena esposa americana", más mientras tanto ha de divertirse con MB.
El Cónsul Sharpless es el único tipo un poco ético.
Sharpless le pregunta por la casa que ha comprado en el puerto de Nagasaki:
"¿Es suya?"
Y Pinkerton responde:
"La compré por novecientos noventa y nueve años con facultad cada mes, de rescindir el contrato. En este país son así de elásticos, en cuanto a casas y contratos".
Sharpless, le replica: "Y el hombre experto se aprovecha". Una pinturita. También le advierte: "Sería un gran pecado arrancarle las leves alas y destruir quizás un corazón crédulo". Pero Pinkerton, capitán de la Marina yanqui, quiere lo que quiere y lo obtiene.
El brindis se cierra con un "¡Y por el día de mi verdadera boda, con una verdadera esposa...americana!". Todo está dicho.

MB renuncia a su ley, a sus creencias orientales y a su familia por el amor de Pinkerton, y por casarse con él. Es la perfecta victima del imperialista.
Un día, Pinkerton se va, y no regresa. MB cae en la miseria, de donde proviene, pero sigue esperando a su amado.
Además, de su unión con Pinkerton, ha tenido un niño, un varón, que ya tiene 3 años, los años que hace que no ve a Pinkerton.
El cónsul va a verla, e intenta convencerla que no tiene sentido, pero MB no quiere oírlo. Es más, la llama "Madama Butterfly" y ella le replica "¡Madama Pinkerton! por favor". El cónsul, además, ha avisado a Pinkerton que MB tiene un niño.
Un día, llega Pinkerton. Pero no llega solo. Llega con Kate, la verdadera esposa, la americana.
Kate no puede tener hijos. Y Pinkerton regresa sólo a buscar al niño.
MB está durmiendo, y Pinkerton roba al niño.

MB, cuando entiende lo sucedido, se suicida.
______________

La claridad de Puccini para narrar esta historia (estamos hablando de 1904) es increíble.
El abucheo ruidoso en su estreno, se comprende plenamente.
La puesta de Rita Cosentino en el Teatro Argentino de La Plata, cambia la fecha y la sitúa en 1949, después de la guerra y del bombardeo, lo que hace a la obra más insolente, más irreverente, y a los tres personajes, más sólidos.
Está es una de las óperas malditas, fué puesta en el Teatro Colón en 1912, luego en 1964, 1974 y 1994. 4 oportunidades. Los abonados históricos rechazan esta obra.
No obstante, el Teatro Argentino de La Plata, la subió a escena en 23 oportunidades, siendo esta la 24.
Si nunca fuiste a la ópera, esta es una buena ocasión para hacer el intento y ver si te agrada.
Si te agrada la ópera, ésta, no podés perdertela.

Es cuando uno siente que tener una Dirección de Cultura en sintonía con la realidad, vale la pena y mucho.


Te quedan las funciones de los días 21, 22 y 29 de Mayo.
Las entradas van desde los $ 15, 50, 60, 75, 85, 110, 120, 140 y 160.

10 comentarios:

Unfor dijo...

La había escuchado en partes pero sin compenetrarme de la historia (solo he devorado La Traviata y la Flauta Mágica). Qué bárbaro la reacción chota de la sociedad, seguramente elitista que asistió a verla para rechazarla así.

Almita dijo...

Unfor, emocionaba ayer cuando descuelga la bandera yanqui de la pared y el Tío Bonzo (quien llama a MB a la reflexión) la pisa.
Uno se sentía en casa, muy feliz.
Abrazo.

Moscón dijo...

Me gusta.Igual que Unfor sabía de que se trataba y la he escuchado entera en...casettes.Pero a diferencia de Unfor la Flauta no la devoro,prefiero Va Pensiero en Nabucco,o Nessun Dorma por Alfredo Kraus.
Ahora,imaginate cuando la estrenaron,todas las damas de la sociedad sabían las andanzas de sus maridos,y este Puccini se los refregaba en la jeta.

Un Abrazo

Almita dijo...

Moscón, más vale. Además, Pinkerton, tan marino él... era demasiado. Es demasiado HOY.
Abrazo

Moscón dijo...

Almita mirá esto:
http://antimperialista.blogia.com/2011/051901-movimiento-15-m-o-democracia-real-ya-otra-estrategia-para-el-control-de-la-oposi.php

Abel dijo...

Creo que uno de los problemas de la opera, el "por qué" no prende, es que se cantan en su idioma original (italiano y alemán). Entonces es medio difícil que uno comprenda la historia.

Un abrazo y buen fin de semana!

roberto dijo...

Con permisooo, la obra la vi en una
oportunidad de un viaje, no la pude
entender ya que no sabía italiano,
así que compré un catalógo en español y puede leer la trama. Es
un gusto haberla encontrado en su
blog.

Saludos

Almita dijo...

Al menos en el Teatro Argentino, las óperas VAN CON TEXTO EN PANTALLA SUPERIOR, con buen tamaño de letra.
Eso las hace mucho más accesibles para cualquier persona.

Moscón: ahí voy

Abel, Roberto: precisamente lo que puse arriba hace la cosa muchísimo más simple y sencilla. Leer el texto (como si fuera un subtítulo) te lleva unos 10 segundos, y como lo cantan a eso en 30 ó 40 segundos, sobra tiempo.
Es una forma de divulgación muy buena, muy positiva.

Roberto: ¡bienvenido!
abrazos a todos, buen fin de semana.

Luz dijo...

Jamás fui a ver una ópera, y criada como estoy por la máquina norteamericana, tengo activo el prejuicio de "la ópera es aburrida, y para gente más culta que yo". Venía esperando una recomendación o sugerencia, y creo que esta me viene como anillo al dedo. Allí estaré, el 29.

Almita dijo...

Hola Luz, bienvenida.
desde la primer ópera a la que fui, muy de casualidad, me enganchó.
Te venden que es culta, elitista, esto, aquello, y en realidad es casi un culebrón, pero con excelentes cantantes y una música que te pega en el pecho.
Muchas muy buenas historias, y no dudo que te va a gustar (pese que cueste acostumbrarse al volúmen de la voz, eso es lo último a lo que te acostumbrás, si bien te embelesa.
Si vas, por favor luego contame qué te pareció.
Abrazo
Almita

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...