sábado, 29 de octubre de 2005

Hoy es sábado

Sólo hay rugby en Capital, adonde no hemos de ir.
Las vacaciones pintan complicadas: me falta un ojal, o me sobra un botón. ¿Existen las vacaciones, o sólo son un modo más de complicarnos imperceptiblemente? Un chinchulín recocido con abundante jugo de limón aclarará mis ideas (o las llenará de grasa, en una suerte de intoxicación estupefaciéntica colesterólica, ardua para el cuerpo pero placentera para el alma). Deberé recurrir a un buen sorbo de Tocai Fruliano para llegar al Nirvana vacacional.
Y luego, obviamente, al ansiado y adictivo chorro de Hepatalgina.
¿Se les ocurre algún lugar para vacacionar que pueda gustarme? Escucho experiencias.

1 comentario:

thecucu dijo...

Comí los chinchulines, como era previsible, me cayeron remal. Masoquismo se llama.
Tomé la hepatalgina, como era previsible, me gustó. (¿Porqué no obvié los chinchulines?)
Juega Boca con Newell's.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...