jueves, 4 de noviembre de 2010

2006, Septiembre, este blog.

Porque a veces, irse para atrás en el tiempo, nos dá la razón y le otorga sentido a lo que uno hace.

4 comentarios:

Dormidano dijo...

Un sentido indudable. En algún momento me pondré a analizar un temita relacionado con las fusiones y esas delicias, relacionado con las empresas de transporte de pasajeros. Por ejemplo, si uno quiere viajar a Mendoza desde Buenos Aires, siempre viaja a través de Andesmar, incluso cuando no usa expresamente ésa empresa. Y así por todas partes.

Almita dijo...

Es complejo todo el tema de las fusiones. Y hoy se pagan los platos rotos de errores que podrían haberse evitado.
El comentario es constructivo y no apunta a buscar lo errado, sino ha construír a futuro sin estos errores.
Lo que hoy sucede es fruto de un pasado erróneo donde no era de sabios darse cuenta.

No repetir errores, esa es la consigna.

eduardo dijo...

La economía capitalista está en una etapa de centralización y concentración inéditas.
Cierto que fue genialmente vislumbrada y desarrollada por Marx -Carl no Groucho- en el capítulo 23 del Tomo I de Das Kapital, titulado "La ley general de la acumulación capitalista", alrededor de 1865!

Almita dijo...

Eduardo, y la lógica indica que salvo un fenómeno, un imponderable (realmente tan gigante que sólo puedo imaginarlo de nivel estelar o de salud, mire a que punto uno llega, a imaginar algo como un asteroide chocando la tierra, o una bacteria que barra al 30% de la humanidad, o sea, algo muy delirante, bizarro) esta centralización o concentración, sólo puede seguir hacia adelante.
Obvio, quizás más adelante en el tiempo, sean visibles otras instancias posibles, donde la sociedad -ya ahogada y aplastada- pueda reaccionar.

Un visionario Carlitos, ciertamente, bastante incomprendido y más vilipendiado.

Saludos, gracias por participar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...