martes, 12 de septiembre de 2006

Una moneda, dos caras: B vs. B

Juan Carlos Blumberg: Ingeniero, empresario textil, padre de un hijo varón de 23 años (Axel) secuestrado y asesinado cuando intentaba escapar de sus captores, el 17 de marzo de 2004. Axel era estudiante universitario, "no fumaba ni bebía", según dichos de su padre. De tez blanca y ojos claros, las fotos que de él pueden conocerse lo muestran como un joven agradable. JCB fundó la Fundación Axel Blumberg, y organizó el 1º de Abril de 2004 una marcha "contra la inseguridad" para presionar al Congreso en la aprobación de muchos proyectos que apuntaban al endurecimiento de penas, al juicio por jurados y la baja de la edad de imputabilidad de 18 años, a 14 años de edad. Su hijo, padeció un calvario.

Hebe de Bonafini: Ama de casa, ahora militante social, madre de dos hijos (y una hija política) secuestrados, torturados y desaparecidos. Jorge, de 33 años, es secuestrado el 06/02/1977; era Licenciado en Física, trabajaba en la Universidad Nacional de La Plata, y en un barrio con el padre Federico Bachini. Raúl, de 24 años,soltero, es secuestrado y desaparecido el 05/12/197; era estudiante de la carrera de Lic. en Zoología. Su nuera, María Elena Bugnone de Bonafini, el 25/05/1978. En el mes de mayo de 2001, además, torturaron en su casa de La Plata a su hija Ma. Alejandra. Como resultante de los hechos previos, comenzó a efectuar marchas en la plaza de mayo los días jueves, y a participar de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, quienes tenían (y tienen) por objetivo el conocer el paradero de sus hijos detenidos-desaparecidos, y piden el castigo de la autoría de los actos de represión. En 1986, y fruto de una escisión, nace "Asociación Madres de Plaza de Mayo", de la cual es su presidenta. Sus hijos, padecieron un calvario.
___________________________________
En entrevistas, HdeB evoca la infancia de sus hijos: "...los días de lluvia de invierno, rabona en casa y torta frita. En mi familia se vivía de una manera... El dinero que ganábamos lo poníamos en una cajita. Íbamos sacando lo que hacia falta: zapatos para Jorge, un pantalón para Raúl...El dinero era de todos".

En entrevistas, JCB evoca la infancia de su hijo: "...Y él, yo me acuerdo de chico, yo no me olvido nunca él tendría 8 ó 9 años, 8 años, yo creo. En la primaria, los profesores decían. La Goethe-Schule es un colegio donde están encima de los alumnos, llaman a los padres. Y le explican mire, este chico esto, este chico el otro...
Y estaba que Axel, muy capaz, pero remolón, o sea, él me pedía cuándo voy a tener una tarjeta de crédito. Axel, una tarjeta de crédito, como vos vas en la vida, vas a tener que viajar en colectivo, vas a tener que ser así.
Y entonces, me acuerdo, lo llevé a una fábrica "Primotex" en Valentín Alsina donde yo trabajaba como Gerente General, y otras firmas también.
Y lo hice anotar. Digo, está bien, ahora no vamos más al colegio. Lo hice anotar, en unas planillas en la Oficina de Personal. Y, bueno, era el barrendero de la calle. Él tuvo que ir a barrer la calle, y yo lo mandé cuidar.
Y a la tarde fui a ver qué estaba haciendo. Y se había conquistado al capataz. El capataz estaba sentado con él en el cordón. Estaba con un alfajor, una Coca Cola.
Bueno, se lo saqué a ese capataz, se lo di a otro señor, Domingo La Chopa, me acuerdo, y le dije: "A este chico lo tenés que hacer trabajar de 8 de la mañana a 5 de la tarde. Pero que se ensucie, que lave piezas. Que vea lo que es el trabajo intenso.
El chico, al sábado siguiente quería una reunión conmigo. Me decía: "Papá, vos no sabés cómo me gusta estudiar"
Después de eso este chico nunca más, nunca más tuve que hablarle de estudio. Terminó siendo abanderado de la Goethe-Schule. Notas sobresalientes. Le digo más, yo cuando mi padre me invitaba a ir a un estadio de fútbol. Más de una vez yo le dije "Axel, mirá, está el partido de la selección por qué no vamos?" "No, papá, que el lunes tengo un examen". Fíjese lo que es un ejemplo de vida.
Y yo me acuerdo también, yo traté, muchas veces, porque a veces el chico, viviendo en Martínez, estando también con la Goethe-Schule, es un ambiente a lo mejor cerrado.
Yo lo llevé al Chaco, varias veces. Que yo no me acordaba de eso, me lo recordaron periodistas. Yo recuerdo, dice, cuando Ud. traía a su hijo chiquito, a Saenz Peña, donde había plantaciones de algodón.
Y yo, con la bolsa, le hacía trabajar con un cosechero de las 8 de la mañana a las 5 de la tarde. Con 45 grados de temperatura. Picado por los mosquitos, entiende.
Y después cuando llegaba a la noche. ¿Viste Axel? Esos chicos que trabajaron... Vos tenés zapatillas. Pobre ese chico, no tiene zapatillas. Ese chico para ir al colegio camina 4 ó 5 kilómetros. Y a vos te viene a buscar un micro. Fijate la suerte que has tenido en la vida, la suerte que has tenido. O sea que eso tenés que valorar. Y eso a él realmente lo fue formando. Y realmente uno ve que era un chico excepcional, y un chico que quería a todos, entiende. Justificaba a los amigos. Cuando yo le decía, por qué el Topo no estudia tanto ó porque Sebastián esto. No, papá, Sebastián esto, el Topo tal cosa, entiende. O sea que ayudaba, justificaba, entiende, alentaba a sus amigos. Y yo no sabía, por ejemplo, padres de otros chicos, en el velatorio me decían. ¿Sabés cómo le decíamos a tu pibe?. Pibe 10, porque era ejemplo de los otros chicos.
Cuando fue las vacaciones estas que se reunieron con todos sus amigos en la casa de la novia, imagínese, esa familia Garay, una familia hermosa, los padres de Steffi, y la novia de Axel, es la hermana del compañero de él, de Martín, del jardín de infantes. Imagínese, Martín, ¿cómo Axel con la hermana menor, saliendo?
Una parejita hermosa, digamos, y él, por ejemplo, quería ir a Pinamar, y yo le digo "Axel, estamos trabajando, tenemos este problema", porque él me ayudaba mucho con el trabajo, estudiaba, trabajaba, me ayudaba con mi consultoría, con las carpetas, era responsable de toda la parte de sistemas, entiende.
Y entonces venía y dice, "Papá, dice, yo tengo que ir a Pinamar, y quiero estar un mes porque metí todas las materias en Diciembre", realmente había estudiado mucho.Pero Axel, por favor, yo necesito. Entonces negociamos, y llegamos a 18 días, entiende. Él partía de alto para llegar a lo que quería llegar. Y bueno, uno... le entusiasmaban, digamos, todas esas cosas que él de alguna manera aprendió, y lo que más aprendió es de la madre, todo lo... el respeto, los valores, entiende, los..."
"... Bueno, ni hablar de la primaria, después de la secundaria en la Goethe-Schule donde él fue a estudiar en Alemania, en casa de familia, vinieron chicos de Alemania, que vivió en mi casa. Donde uno también ahí le sirvió. Imagínese, él, único hijo, yo le compré una cama, una cama especial que se movía, entiende. Y entonces ¿qué hizo? Un amigo viene y no presta una cosa. O si le tocan, entiende, era muy... Y entonces este vino, me acuerdo, Matías, y yo lo había premiado por su buen estudio de ese año, y ¿a quién se la di?, al amigo para que la inaugure. Y Axel estaba loco, loco. Y después yo le expliqué y él lo entendió, que yo lo hacía porque él como no tenía hermanos para compartir, en algunas cosas no estaba procediendo adecuadamente. Y bueno, con esas vivencias, esos chicos, con Matías, que uno lo tiene que tomar como padre también, porque uno tiene la responsabilidad."
"Y yo le decía que en la Argentina había que tener un voto calificado provisoriamente porque a veces yo veo que no se vota bien. Y en su momento yo voté, y yo me acuerdo, yo voté a alguien, entiende, que me equivoqué de aquí a la luna y entonces Axel me decía: "¿Ves papá? Vos votaste a tal persona, y que era como un timorato, entiende. Entonces eso del voto calificado, olvidalo. Y tenía razón, entiende."" Yo tengo una obligación de, como yo me acuerdo, cuando fui a la Plaza de los Dos Congresos. Yo vi que la multitud estaba enardecida, entiende, que quería que le diga cualquier cosa, y podía haber sido un desastre. Yo lo único que quería, era que por favor actuemos como ciudadanos. Que veamos, cuando empezaron a silbar, que no silben, porque de nada vale. Necesitamos soluciones, entiende. Y a los que están actuando mal, tenemos que encaminarlos para que, digamos, que actúen bien. Tenemos que llevarlos al camino que nosotros queremos."
___________________________________
En entevistas, JCB evoca su infancia: "mi madre que vino de Europa, joven, tuvo que escapar de la cortina de hierro, o sea, donde ella sufrió la matanza de dos hermanos y de alguna manera, a la pobre abuela, tuvo que cavar las fosas de sus dos hijos, y después estos soviéticos les rompieron las dos piernas. O sea que venimos de tradiciones donde la familia sufrió." "O sea que yo de chico estudié en un colegio de monjas, un colegio de madres, y donde nos enseñaban. Todos los días teníamos misa antes de iniciar el colegio. Yo fui monaguillo, acólito de esa Iglesia... de chiquito.Y, bueno, nuestra formación, nuestra educación religiosa fue un ayuda importante, digamos, porque nos enseñaron valores, el respeto... el respeto a los amigos... digamos el comportamiento, teníamos travesuras de chicos, pero realmente a veces ciertos castigos eran importantes. Por ejemplo uno, en la escuela, me acuerdo, uno se portaba mal, hacía una travesura, aunque era buen alumno. Me acuerdo, la sanción era, después de clase esa hermana superiora nos daba un libro, y un libro, cuatro ó cinco páginas, y teníamos que estudiar de memoria, y venían a la hora, le tomaban el libro, y Ud. empezaba a decir, se equivocaba algunas palabras y, bueno, le venían recién una hora después. Imagínese cuando Ud. llegaba 5 ó 6 de la tarde a su casa. Y tenía una paliza, encima. Y eso realmente a uno le sirvió. Porque eso después hoy tiene una memoria terrible, se acuerda de las cosas, cuando Ud. lee ya tiene la idea. O sea aprendió cosas con castigos que son sanos, entiende, en el fondo."
___________________________________
En este país, quien es de derecha, es "Facho". Ser "facho" es, comúnmente, "...querer meterle bala a cada negro que te mire feo". Cuando se acusa a alguien de "facho", uno se autocalifica de "zurdito" (diminutivo).
En este país, quien no es de derecha, es "zurdito". Ser "zurdito" es, comúnmente "... querer sacarle todo a los fachos, y sacarlos de circulación, o que revienten". Cuando se acusa a alguien de "zurdito", uno se autocalifica de "facho".
Otra opción es decir que somos de "centro", y que además alguna vez tuvimos un amigo judío, una conocida boliviana y un primo rengo, y todo queda en la nebulosa. A través de este rótulo se puede enunciar cualquier brutalidad que, generalmente, es aceptada por el grueso de la ciudadanía.
Ejemplos:
Si digo: "... a los homosexuales hay que matarlos a todos..." me dirán "facha".
Si digo:"... a los homosexuales hay que aceptarlos..." me dirán "zurdita".
Si digo: "soy de centro, y con los homosexuales HAY QUE HACER ALGO", nadie dirá nada. Aunque el "hay que hacer algo" suene muy mal.
___________________________________
Hebe de Bonafini poniéndose contenta con la caída de las Torres del WTC, es tan animal como Blumberg pidiendo que se baje la edad de imputabilidad a 14 años.

Blumberg perdió un hijo. Bonafini, 2 más una hija política. Nada excusa las barbaridades que ambos emiten por sus bocas. Sí, Blumberg tiene más "estilo", o en todo caso, se reprime más. Pero nada más que eso.
Ninguno de los dos está en condiciones objetivas de legislar, más sí, de peticionar. Legislar no es para todos, ni nadie nace sabiendo legislar; ni siquiera se aprende. Se debe ser extremadamente objetivo, no estar involucrado ni ser parte del tema, propender al bien común y tener en cuenta las coyunturas como tales. No se puede atacar las circunstancias con actos legislativos. "Yo quiero que no tiren petardos a las 3 am" no se puede transformar en ley. Es solamente un "Yo quiero". Los delincuentes también poseen derechos, porque en eso se basa la justicia, en el ideal de ser justos.

Blumberg quiere todo lo que quiere, y lo quiere YA. Bonafini tuvo que esperar los "Juicios por la Verdad", y esperó. Marchó, dijo barbaridades, bestialidades, pero esperó. Etchecolatz recién estuvo preso este año (preso efectivo, no en la casa tomando mate). Y pasaron 29 años. Y Bonafini, esperó. Blumberg quiere el cambio del Código Penal YA, ayer si fuera posible.

Bonafini marchó en la plaza con madres que luego, desaparecieron también, como sus hijos. Blumberg marcha con gente que sabe que no va a desaparecer.

Blumberg despreció la muerte de Bordón por "borracho y drogadicto". Nunca escuché a una madre de pza. de mayo despreciar a ningún desaparecido, ni siquiera a los que potencialmente hubieran podido involucrar -y por ende colaborar en su desaparición- a sus propios hijos.
Bonafini ha apoyado a la ETA. Blumberg tiene por abogado defensor a un colaborador de la Dictadura. Ambos son criticables.

Por todas las circunstancias expuestas, ninguno de los dos puede tan siquiera aspirar a convertirse en miembro de un partido político. Son víctimas, y como tales, su objetividad está alterada. Yo no votaría a ninguno de ambos.
___________________________________
Ejercicio práctico: tomar una crítica y cambiarle el nombre. Tomaré al azar de algunos blogs de uno y otro bando. Adivinen (si pueden) cuál es el original, y cuál, el trucho.

"...lo que más me molesta de Bonafini es la tolerancia pública de la que gozan sus opiniones extremistas. esta mujer es una intolerante. seguramente sería con gusto la madre espiritual de cualquier régimen totalitario de izquierda que asesinara por millones, como tantos que ya ha habido en la historia."
"...lo que más me molesta de Blumberg es la tolerancia pública de la que gozan sus opiniones extremistas. este hombre es un intolerante. seguramente sería con gusto el padre espiritual de cualquier régimen totalitario de derecha que asesinara por millones, como tantos que ya ha habido en la historia."

"...me parece que limitar la marcha de Blumberg a un marcha de la derecha videlista y torturadora no es exacto. Guste o no, a una gran proporción de los argentinos les encanta la mano dura (y no son necesariamente de derecha)."
"...me parece que limitar la marcha de las madres a un marcha de la izquierda garantista no es exacto. Guste o no, a una gran proporción de los argentinos no les encanta la mano dura (y no son necesariamente de izquierda)."

"Para muchos Blumberg es un representante de sectores sociales cuestionables. Dicen, por ejemplo, que es de derecha, o aluden a que es un hombre de buena posición como si fuera algo descalificante. Esta tendencia me parece una clara muestra de la idiotez nacional que tenemos que abandonar. Blumberg es ante todo un ciudadano cuya forma de enfrentar el horrible drama del asesinato de su hijo es dar la batalla social respecto del tema de la violencia. Es un ciudadano tremendamente valioso para todos nosotros". "Para muchos Bonafini es una representante de sectores sociales cuestionables. Dicen, por ejemplo, que es de izquierda, o aluden a que es un mujer sin formación como si fuera algo descalificante. Esta tendencia me parece una clara muestra de la idiotez nacional que tenemos que abandonar. Bonafini es ante todo una ciudadana cuya forma de enfrentar el horrible drama del asesinato de sus hijos es dar la batalla social respecto del tema de la violencia. Es una ciudadana tremendamente valiosa para todos nosotros".

Otro ejercicio práctico: que pide uno, y que pide el otro.
Bonafini jamás pidió el endurecimiento de penas, o la mano dura, para los torturadores y asesinos de sus hijos. Sólo pide (y pidió) verdad y justicia.
Blumberg pide mano dura, muy dura.
Bonafini apoya cualquier causa que conlleve violación a los DDHH
Blumberg apoya a cualquier familiar con hijos muertos, pero Bordón queda de lado por "borracho y drogadicto".
___________________________________
EPILOGO.
¿PORQUE QUIENES VEN MAL LOS ACTOS DE HEBE DE BONAFINI VEN BIEN LOS ACTOS DE BLUMBERG?
¿PORQUE BONAFINI ES UNA "VIEJA LOCA" Y BLUMBERG ES "EL SEÑOR INGENIERO"?
¿PORQUE QUIENES VEN BIEN QUE BLUMBERG "APRIETE" A LOS LEGISLADORES, VEN MAL QUE BONAFINI SE OPONGA A LA PARTICIPACIÓN DE LOS GOBERNADORES EN EL ACTO DE LA ESMA?
¿LOS QUE APOYAN LA CANDIDATURA DE BLUMBERG, SE BANCARIAN UNA CANDIDATURA DE BONAFINI?
¿PORQUE EL DOLOR DE BLUMBERG SERÍA MÁS VÁLIDO QUE EL DOLOR DE BONAFINI?
¿UN HIJO ES MÁS VALIOSO QUE OTRO HIJO?
¿SER VICTIMA, LO CONVIERTE A UNO EN LEGISLADOR O POLITICO?
___________________________________

9 comentarios:

HAL dijo...

Perdón por el comentario, es superficial y no va al centro de la cuestión planteada: Hebe de Bonafini preside la Asociación. Línea Fundadora no tiene autoridades, aunque las caras más conocidas son Nora Cortiñas y
Taty Almeida.

Señor Em dijo...

Muy bueno el post. Profundo diría. Más allá que no comulgue con ninguno de los dos, sabido es que a la Sra H de B no la soporto demasiado.
Pero, me parece que diste en el clavo en esto: en este país somos entes extremos que no podemos tener ideología propia o ubicada.
En cuanto a Blumberg, creo que es un fenómeno reciente. Y vos sabés bien que en este país las novedades duran años...
Cuando decís que ambos no estan en capacidad de legislar TE APLAUDO de pie. Muy bueno, su dolor (propio y personal) tapa cualquier apreciación objetiva, y la Ley es la herramienta del Derecho (y debe ser objetiva). Y el Derecho (para tener algo de importancia) debe alcanzar el valor justicia. Si el Derecho no alcanza "ese valor", no sirve para nada. O quizás se transforme en un soneto de sofismas o conceptos abstractos sin aplicación práctica.

Che, salí a comentar más que este blog se lo merece.
Saludos

thecucu dijo...

hal, tiene ud. gran razón, y acabo de corregirlo. Gracias por advertirme del error.

EM, gracias por tus conceptos. Sinceramente, ni HdeB ni B son personas que yo soporte, en lo personal. Quizás por eso me es fácil ver el parecido, casi idéntico, que los une. Pero, debo reconocerlo: HdB ha tenido una mejor trayectoria, aún con todas sus barbaridades a cuestas, que la escasa y "apretante" trayectoria de B.

yurgen dijo...

Muy buen post. A mi personalmente,me cae peor JCB que HB. Aunque ella no me cae bien tampoco.
Los veo muy cegados (con razón) en sus formas de pedir justicia.
Aunque para mi no están capacitados para legislar, al igual que muchos de los que ahora estan en el poder legislativo.
Saludos

Ulschmidt dijo...

Bonafini hace cosas bastante peores que Blumberg. Alegrarse vivamente por 3000 homicidios porque ocurren en la capital imperial que ella odia la pone más allá de la mayoría de los seres humanos. Blumberg, muy probablemente, no es una luminaria: pide una serie de leyes duras, tiene una visión muy simplista de cómo resolver el problema de la seguridad, muy emocional. En todo caso el Gobierno no tiene nada que aportar: criticarlo a él, pero no resuelve la cuestión.

thecucu dijo...

Creo que Bonafini "dice" cosas bastante peores que Blumberg; pero las dice, no las lleva a cabo, no cambia leyes, ni pone en manos de la justicia un código penal cambiado a fuerza de aprietes. Decir es una cosa, hacer es otra. Cuando Bonafini se queda en la palabra, en la mera expresión, Blumberg llega a los hechos. Y los hechos modifican activamente la vida de las personas; las palabras, pueden herir, o angustiar, pero no modifican la vida activa. Hay gente que tendrá una condena de 50 años por las acciones de Blumberg. Las palabras de Bonafini hieren, y hasta profundamente lo hacen, pero no modifican nada, más que la percepción que el resto tiene de ella misma -o la ratifica-.
Como dice, "...Alegrarse vivamente por 3000 homicidios porque ocurren en la capital imperial que ella odia la pone más allá de la mayoría de los seres humanos". Sin ninguna duda. Ambos son emocionales. La una, no reprime la palabra; la vomita sin la más mínima represión conciente. El otro, la reprime, la emite en un estilo "políticamente correcto", y la materializa, la lleva a cabo. Cumple su deseo.
Prefiero mil veces a quien me diga "te voy a matar porque te odio" y se quede en eso, que a quien me diga "voy a cambiar las leyes para que pueda la ley misma matarte", y lo haga.
El gobierno, también estoy de acuerdo, no tiene nada que aportar. O en todo caso, aporta darle más espacio y aporta haber modificado artículos del CPP lo cual es injustificable.
Nada resolverá la cuestión porque nadie les devolverá sus hijos con vida. Nada puede modificar el pasado. Se pueden hacer aportes para evitar lo mismo en el futuro, pero es sólo eso, aportes. Medidos aportes que respeten los derechos de todos, víctimas y victimarios.

Severian dijo...

La verdad es que Blumberg me provoca bastante mas escalofrio que Hebe de Bonafini, tal vez la razón sea lo que expresaste en tu comentario anterior: una zurdita que sufre una perdida no es mas que eso, llora a los gritos y pasa a engrosar una lista, mientras que un facho que sufre una perdida es por definicion un tipo peligroso, porque encuentra gente con poder y ganas de apoyarlo...para hacer desastres.

No se si la incapacidad de legislar a la que te referis en HdB y en JCB es causada por su perdida personal. Te diría que la falta de experiencia democratica en varias generaciones de argentinos hace que esa incapacidad sea generalizada: ambos ganarian facilmente una banca con solo postularse, es decir que muchos los votarían, y por otro lado lo que ambos gritan ("hay que matarlos a todos" de JCB o "que bueno que por una vez mueren yanquis" de HdB) no es mas que lo que muchos repiten sin tanto microfono.

thecucu dijo...

Considero que somos muchos a los que nos provoca más escalofríos Blumberg que Hebe de Bonafini. Y quizás sea por algo que leí -una relfexión- en otro blog, en edukadores.blogspot.com: Blumberg era de derecha antes de perder a su hijo. Es decir, no lo "captó" o "usó", la derecha. Era. Ya era, no es converso. Esto pone las cosas en un marco de situación: Bonafini quiere venganza y/o justicia -cada cual que lo llame como desee, yo lo llamo justicia- por sus hijos perdidos, y sus actos sólo tienden a lograr ese fin -más allá de los exhabruptos-.
Blumberg quiere venganza y/o justicia por su hijo perdido, y sus actos tienden a lograr ese fin y ADEMAS modificar a la sociedad toda en base a su ideología.

Con respecto al legislar, yo considero (pero obvio, esto es personal) que toda persona que haya atravesado graves sufrimientos no está habilitada para tener una visión objetiva de intereses generales que estén vinculados a ese sufrimiento.
Esto sería, no puede legislar en derecho de familia una mujer a quien el padre le sacó al hijo hace años; podrá ser excelente legista en otras áreas, más en esa, esta inhabilitada emocionalmente. Es humano.

Sin dudas, si ambos se presentaran, ganarían una banca. Falta mucho para poner al soberano fuera de la ignorancia, y entender para que sirve cada cargo, y cual es el peso real de cada voto. De momento, esto es River o Boca en un gran porcentaje de los casos, es decir: sólo "porque sí".

saludos

Severian dijo...

"que toda persona que haya atravesado graves sufrimientos no está habilitada para tener una visión objetiva de intereses generales que estén vinculados a ese sufrimiento."

Estoy 100% de acuerdo con eso, solo me preguntaba si tal inhabilidad afecta solo a esas personas o es algo mas general (en un pueblo que en 100 años no se ha gobernado a si mismo...)

Ejemplos: me ha tocado discutir con buena gente que argumenta en favor de barbaridades legales solo porque empatizan con la victima de algún delito y se imaginan que quisieran hacerle al delincuente ("si a vos te mataran un hijo ¿no querrias matarlo al asesino?, bueno, entonces pongamos la pena de muerte"). Como ese tipo de argumentos son frecuentes, tiendo a creer que lo que Hebe o Blumberg manifiestan no es mas que una version publicitada de lo mismo.

salu2
Sev.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...